Translate

lunes, 8 de febrero de 2016

AEROGRAFÍA. PINTANDO LAS VÍAS



Seria bueno (aconsejable) pintar las vías  por medio de un color que imite el oxido, para esta operación voy a utilizar el aerógrafo. Con esta patina imitaremos a la perfección los raíles oxidados asemejando por tanto estos al modelo real.


Pintada la vía en este caso simulando el oxido de los railes, conseguiremos integrar esta mucho mejor en nuestra maqueta, en su entorno. Aplicada la pintura quitaremos el exceso de esta depositada en la parte superior del rail.




Varios tipos de aerógrafos utilizados en modelismo, los mostrados son de doble y triple acción. Estos aparatos son elementos de precisión los cuales utilizados convenientemente nos darán unos acabados extraordinarios.


Las pinturas utilizadas en aerografia deben tener una consistencia especial, es decir, diferente a las que se utilizan habitualmente con pincel, esta consistencia o textura será mas suave y fluida permitiendo un mejor flujo en el interior del aerógrafo evitando por tanto su obstrucción. La fotografía muestra alguna de estas pinturas con sus correspondientes diluyentes y disolventes.



Para esta patina, como es obvio, utilizaremos tonos óxidos, estos pueden ser el propio color oxido ya con su referencia de fabrica o mezclarlos nosotros mismos partiendo de tonalidades ocres, rojizos, anaranjados, etc, incluso el color blanco nos ira muy bien para aclarar o matizar dichas mezclas. Esta pintura ya sea mezclada o no, deberá ser, como decía anteriormente, la apropiada para aerógrafo aun así será aconsejable diluir dicha pintura o mezcla con unas gotas del disolvente correspondiente.


La pintura ya preparada, manipulada adecuadamente y depositada en el cazo del aerografo ya lista para su uso.



El aerografo en acción, la posición de este en relación a los railes de nuestra vía deberá ser mas o menos horizontal en relación a la mesa de trabajo y posicionado a ras del elemento a pintar, desplazaremos el aerógrafo de derecha a izquierda según nos convenga y observando con atención que la pintura se deposita adecuadamente sobre el material que deseamos pintar, mas vale dar una capa fina para luego una vez seca dar otra pasada que una demasiado gruesa. Colocar el elemento que vamos a pintar sobre un soporte que le de cierta altura, conseguiremos maniobrar mejor y estar mucho mas cómodos durante este proceso. 



Al pintar las vías, si queremos o lo vemos necesario podemos enmascarar las partes que no deseamos aerografiar, para ello bastara con cubrir con cinta para este fin dichas partes, terminado el proceso de pintura retiraremos dicha mascara obteniendo así el efecto deseado, observar las imágenes.


Al terminar este proceso de pintura deberemos quitar el exceso de patina depositado en las vias principalmente en la parte superior del rail, para ello deberemos hacer uso de un elemento abrasivo e indicado especialmente para este fin, es decir, una goma limpia vías, la cual pasaremos con cierta presión sobre la superficie a tratar.



Al terminar de pintar con aerógrafo es muy importante la correcta limpieza de este, para ello una estación de limpieza nos vendrá muy bien, en su interior pulverizaremos el disolvente o limpiador del aerógrafo, posteriormente desmontaremos este y limpiaremos con mucho cuidado la aguja la cual habremos extraído de su interior a continuación volveremos a alojarla en su sitio y a ajustar el aerógrafo.



Vías ya pintadas e implantadas sobre su lecho de balasto, posteriormente integradas en un entorno ferroviario a escala ya acabado.

No hay comentarios:

Publicar un comentario